La OMS no pudo establecer con precisión el origen del SARS-CoV-2

Publicado el
La OMS no pudo establecer con precisión el origen del SARS-CoV-2

Mercado de Wuhan / Wikimedia Commons

La Comisión de la OMS, que buscaba la fuente del nuevo coronavirus, publicó un informe detallado sobre su investigación. El equipo sugiere continuar la búsqueda de los primeros pacientes con COVID-19 fuera del mercado de mariscos de Wuhan e incluso fuera de China. Asimismo, el origen del virus muy probablemente fue animal.

Desde el comienzo de la pandemia se tejieron muchas hipótesis sobre el origen del SARS-CoV2. Para averiguarlo, La Comisión Internacional de la OMS llegó a la ciudad de Wuhan en enero de 2021. Después de hablar con sus colegas chinos y observar los datos, los expertos de la Comisión dieron una conferencia de prensa preliminar: plantearon varias hipótesis.

La Comisión ha publicado ahora un informe detallado de su investigación. No contiene respuestas definitivas, pero es posible valorar la solidez de los argumentos a favor de una u otra versión sobre el origen del coronavirus.

Fechas

En primer lugar, la Comisión estaba interesada desde el momento de aparición del SARS-CoV2. Luego de revisar los registros médicos de los hospitales de Wuhan, confirmaron que el primer paciente oficial se presentó el 8 de diciembre de 2019. Los expertos no encontraron ni un solo caso anterior a esa fecha.

Además, la Comisión no encontró signos de brotes anteriores de infección por coronavirus en China. La incidencia de enfermedades respiratorias y la mortalidad general se mantuvo en el nivel de fluctuaciones anuales hasta diciembre de 2019.

No obstante, como señalan los propios expertos, los datos no son suficientes para concluir la inexistencia de brotes anteriores; ya que el COVID-19 a menudo se transmite de forma leve, ni los infectados ni sus médicos pudieron notarlo.

Por lo tanto, los expertos instan a los médicos a continuar con la búsqueda, pues teniendo en cuenta este y otros datos, la Comisión no puede afirmar inequívocamente que China fue el lugar de nacimiento del coronavirus.

Lugar desconocido

Tampoco se tiene del todo claro dónde exactamente comenzó el brote. Después de recopilar datos sobre los primeros pacientes, los expertos notaron que el primer paciente oficial no estaba relacionado con el mercado de Wuhan. El análisis genómico del SARS-CoV2 mostró que la muestra del primer paciente era diferente a la encontrada en el propio mercado.

En base a la información, los miembros de la Comisión sugieren que, en el momento de la infección del primer paciente oficial en la ciudad de Wuhan, ya circulaban varias variantes del virus. El mercado de mariscos solo serviría posteriormente como catalizador para la propagación de uno de ellos.

Asimismo, los expertos de la OMS consideran que la fuente más probable del virus en sí son los animales salvajes. Aun así, no están completamente convencidos de cuáles. Para ellos los murciélagos y pangolines son los portadores de los coronavirus más cercanos a los humanos; pero hasta ahora no han podido encontrar un solo animal portador directamente.

Carne congelada

La tercera forma posible para el coronavirus de ingresar al cuerpo humano sería la carne congelada: un murciélago o un huésped intermedio. Dicha suposición está respaldada porque durante varios brotes secundarios de coronavirus originados en China en 2020, se detectó ARN viral en alimentos congelados.

Empero, la comisión aún no tiene evidencia inequívoca de que las partículas virales de los alimentos congelados causen la enfermedad en una persona.

¿Laboratorio?

La última hipótesis es “la fuga del virus de un laboratorio”. La Comisión de la OMS sigue considerándola extremadamente improbable. Informes no notaron fallas técnicas ni violaciones del protocolo en noviembre y diciembre de 2019. Tampoco se encontraron anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en la sangre de los empleados.

En consecuencia, lo único que se propone hacer la Comisión para refutar finalmente la mencionada hipótesis es estudiar los informes de otros laboratorios virológicos de todo el mundo que estarían realizando análisis similares. Por ahora, el origen de la mortal COVID-19, sigue siendo un misterio.

Deja un comentario