Las ventanas del futuro generarían energía a partir de luz exterior e interior

Publicado el
Las ventanas del futuro generarían energía a partir de luz exterior e interior

(Yilin Li/Rice University)

Las exigencias energéticas del futuro requieren que pensemos en nuevas formas de obtener energía. En ese sentido, un equipo de ingenieros ha diseñado “ventanas” que no solo obtienen energía de la luz solar sino de la luz de interiores.

El estudio, cuyo autora principal es Yilin Li de la Universidad Rice, fue publicado en Polymer International.

¿Ventanas?

De manera más específica, lo que el equipo ha desarrollado son concentradores solares luminiscentes (LSC) en ventanas. Estas constan de un polímero conjugado ubicado entre dos paneles acrílicos transparentes. De esta manera, logra absorber luz en una longitud de onda específica y guiarla hacia los bordes del panel revestidos con celdas solares.

Los polímeros conjugados son compuestos químicos que pueden ajustarse en una variedad de aplicaciones, como películas conductoras o sensores para dispositivos biomédicos. El utilizado en el estudio se llama PNV; absorbe y emite luz roja, pero con algunos ajustes puede hacerlo en otros colores también.

Básicamente, estas “ventanas” cumplen la función de guías de ondas. Aceptan luz de cualquier dirección, pero restringen la forma en que sale, concentrándola en las celdas para luego convertirla en electricidad.

Pequeños detalles

Uno de los principales problemas de esta nueva tecnología es la poca cantidad de energía que recolecta. Incluso las celdas solares comerciales promedio, que convierten alrededor del 20 por ciento de la luz solar en electricidad, recolectan más.

Un concepto de casa que utiliza estas «ventanas» diseñadas para redirigir la luz desde el interior y el exterior hacia las células solares de los bordes. (Yilin Li / Rice University)

Sin embargo, las LSC tienen una gran ventaja: no solo pueden recolectar luz solar, sino también la luz del interior. De hecho, las pruebas mostraron mayor eficiencia en convertir la luz ambiental de los LED, en vez de la luz solar directa. 

“Incluso en interiores, si sostienes un panel, puedes ver una fotoluminiscencia muy fuerte en el borde”, dijo Li. Los paneles probados mostraron una eficiencia de conversión de energía de hasta un 2,9 por ciento a la luz solar directa y un 3,6 por ciento bajo luz LED ambiental.

Otro detalle es que estas ventanas no llegan a ser completamente transparentes. Con eso en mente, Li señaló que el polímetro también podía ajustarse para capturar luz infrarroja o ultravioleta. De esta manera, las ventanas serían transparentes para nuestros ojos. 

Eso no es todo, “los polímeros pueden incluso imprimirse en patrones en los paneles, por lo que pueden convertirse en obras de arte”, afirmó.

 

Deja un comentario