La UICN reconoce a los elefantes africanos como dos especies distintas que están en peligro de extinción

Publicado el
La UICN reconoce a los elefantes africanos como dos especies distintas que están en peligro de extinción

Los elefantes africanos están en peligro de extinción / UICN

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha publicado la primera actualización de sus listas de este año. El cambio más notable ha afectado a los elefantes africanos, que ahora se consideran dos especies separadas: de la sabana y del bosque. Lamentablemente, su situación es deplorable debido a la caza furtiva y la destrucción del hábitat.

Desde mediados del siglo pasado, la UICN mantiene una lista con información sobre el estado de las poblaciones de diversas especies. Actualmente incluye un total de 134,425 especies, y a cada una se le asigna uno de los 7 estados de conservación, que van desde Preocupación menor hasta Extinta.

El estado de las especies se actualiza varias veces al año en función de los últimos datos sobre su abundancia y cambios en la taxonomía. Esta información ayuda a los profesionales a planificar medidas para proteger la flora y fauna más vulnerable.

Actualización

El 25 de marzo, la UICN publicó la primera actualización del 2021. Los cambios más notables se encuentran en los elefantes africanos (Loxodonta). Hasta ahora, la organización se había adherido al punto de vista conservador sobre la taxonomía de este género y creían que incluía una sola especie, la cual tenía el estatus de Vulnerable.

Sin embargo, según los conceptos modernos, los elefantes de las sabanas africanas y las selvas tropicales de África central y occidental representan dos líneas evolutivas aisladas que divergieron desde hace 2 a 6 millones de años. Basándose en esto, muchos expertos han identificado dos especies de elefantes africanos: sabana (L. africana) y bosque (L. cyclotis).

Por ello, a partir de este año, la UICN también considera a los elefantes africanos como dos especies diferentes. A cada uno de ellos se le asignó su propio estado de conservación; lamentablemente indicando que los gentiles gigantes se encuentran en una situación deplorable.

La situación de los elefantes

En 2016, había alrededor de 416.000 elefantes de ambas especies viviendo en África. Aunque la cifra pueda parecer grande, en realidad, los elefantes son menos numerosos cada año. El número de elefantes de la sabana en los últimos 50 años ha disminuido al menos en un 60%.

Como resultado, la especie recibió el estado de peligro.

La situación con los elefantes del bosque es aún más grave. Durante 31 años, su población disminuyó en un 86%, y ahora su rango es solo una cuarta parte de su valor histórico. Lo anterior cumple con los criterios para una especie en peligro crítico, el estado más alto para las poblaciones silvestres.

El número de elefantes continúa bajando debido a la deforestación y el arado de tierras para cultivar; así como a la caza furtiva. Los cazadores furtivos se volvieron especialmente activos después de 2008. La matanza de elefantes alcanzó su punto máximo en 2011, pero la caza ilegal continúa diez años después.

Protegerlos

Los expertos enfatizan que los elefantes merecen protección por su labor como ingenieros de ecosistemas. Los de la sabana, por ejemplo, evitan el crecimiento en exceso de arbustos y árboles en las llanuras. Los de los bosques, en cambio, esparcen semillas de plantas, ayudando a la reproducción de los bosques.

Sin estos gigantes, la naturaleza de África se volverá más vulnerable al impacto humano y al cambio climático. Además, atraen turistas, respaldando las economías de las comunidades locales en muchos países. Afortunadamente, hay ejemplos de países de África que están protegiendo a los elefantes.

Deja un comentario