La NASA y Blue Origin se asocian para simular la gravedad lunar en el cohete New Shepard

Publicado el
La NASA y Blue Origin se asocian para simular la gravedad lunar en el cohete New Shepard

Blue Origin, la empresa aeroespacial de Jeff Bezos, planea actualizar su cohete reutilizable New Shepard para un proyecto en conjunto con la NASA. El objetivo será simular la gravedad de la superficie lunar, la cual es aproximadamente una sexta parte de la gravedad terrestre.

¿Es posible simular gravedad?

Actualmente, es posible simular la gravedad lunar en vuelos parabólicos y en centrifugadoras dentro de vehículos suborbitales. Sin embargo, estos métodos proporcionan solo unos cuantos segundos de exposición a la gravedad reducida, obligando a la agencia espacial a explorar otras opciones. En este contexto, Blue Origin aparece con una propuesta interesante que pretende satisfacer dichas necesidades.

A través de un comunicado, la NASA anunció que las actualizaciones de New Shepard permitirán brevemente la simulación de la gravedad lunar en vuelos suborbitales. Ahí, la cápsula de la tripulación del vehículo utilizará propulsores para girar a una velocidad de 11 revoluciones por minuto. Esto la convertirá en una centrífuga capaz de simular la gravedad lunar durante más de dos minutos.

«Uno de los desafíos constantes de vivir y trabajar en el espacio es la gravedad reducida», dijo Christopher Baker de Flight Opportunities de la NASA. «Una amplia gama de herramientas que necesitamos para la Luna y Marte podrían beneficiarse de las pruebas en gravedad parcial, incluidas tecnologías para la utilización de recursos in situ, extracción de regolitos y sistemas de control ambiental y soporte vital».

¿En qué momento?

Se prevé que las nuevas capacidades de New Shepard estarán disponibles a finales de 2022. Así, la agencia podrá probar y eliminar el riesgo de innovaciones críticas para lograr los objetivos del programa Artemis. Además, impulsará “la exploración de la superficie lunar y las aplicaciones comerciales con destino a la Luna”, escribieron.

“La humanidad ha estado soñando con la gravedad artificial desde los primeros días de los vuelos espaciales”, dijo la doctora Erika Wagner de Blue Origin. «Es emocionante asociarnos con la NASA para crear esta capacidad única en su tipo en pro de explorar la ciencia y la tecnología que necesitaremos para la futura exploración espacial humana».

Blue Origin es una de varias empresas que brindan servicios al programa Flight Opportunities de la NASA a través de vehículos suborbitales, globos de gran altitud y vuelos de aviones parabólicos. Esos vuelos están destinados a demostrar tecnologías a grandes altitudes o en gravedad reducida que de otro modo no serían posibles sin entrar en órbita.

 

Deja un comentario