Las esponjas habrían sido los primeros animales del mundo

Publicado el
Las esponjas habrían sido los primeros animales del mundo

Esponjas /

¿En qué momento surgieron y quiénes fueron los primeros animales? Es la pregunta que ahora parece estar cerca de ser respondida. Un nuevo análisis de datos genómicos sugiere que las esponjas serían los primeros animales del mundo. El estudio fue publicado en Nature Communications.

Desde el siglo XIX, los científicos creyeron que la esponja, una de las criaturas más simples existentes, era el primer animal del mundo. Sin embargo, los estudios genómicos modernos, pusieron en duda esa suposición.

¿Quién fue primero?

Las medusas peine comprenden un pequeño filo conocido como Ctenophora. A diferencia de Porifera (esponjas), ellas muestran rasgos mucho más avanzados. Por ejemplo, tienen neuronas y células musculares para detectar y comer presas, así como un intestino para la digestión. Si realmente aparecieron primero, significaría que muchos de sus rasgos se perdieron posteriormente, solo para evolucionar nuevamente más adelante.

Aunque a primera vista parece sonar ilógico, no está del todo descartado. La evolución es caprichosa y un rasgo puede desaparecer para luego reaparecer muchos años después o puede aparecer dos veces de forma independiente.

En los últimos años, algunos modelos que dividen los genes en grupos más pequeños para compararlos descubrieron que las medusas peine tienen una señal filogenética mayor en comparación a las esponjas, sugiriendo así que evolucionaron y existieron primero.

No obstante, otros modelos basados en una supermatriz más grande revelaron la línea de tiempo opuesta. A pesar de usar los mismos datos, concluyeron que las esponjas aparecieron antes de las medusas peine. Ambos enfoques tienen sus limitaciones, pero el examinarlos juntos ayuda a aliviar errores y sesgos previos al examen de los datos.

El nuevo estudio

Ahora, un nuevo análisis con un modelo más integrador sugiere que la suposición inicial era correcta: primero fue la esponja. Confirmando que nuestro último antepasado animal común era morfológicamente simple.

En la evolución, la selección natural tiende a mantener la función y forma de ciertas proteínas sustituyendo aminoácidos específicos por otros que tienen propiedades bioquímicas similares. A pesar de ello, estas propiedades pueden diferir de un sitio a otro, dentro y entre genes.

Los modelos divididos, en los que se dividen los genes y los patrones de sustitución entre sitios que se comparan en grupos, a menudo no tienen en cuenta esta diversidad. Pudiendo resultar en múltiples faltas de sustituciones “ocultas”, especialmente en especies en las que se seleccionaron nuevos aminoácidos con relativa rapidez.

Por eso, la mayoría de los modelos divididos apuntan a las medusas peine como el primer animal. Pero cuando se incorporan modelos que tienen en cuenta las diferencias de sitio, las esponjas asumen ese papel. Lo cual encaja con hallazgos de estudios previos sobre que los modelos divididos y no divididos pueden afectar las longitudes de las ramas y los nodos de cambio en el árbol de la vida.

Error inducido

Los investigadores creen que nuestros modelos están “mal ajustados”, son “demasiado simplistas”, y suprimen algunos cambios evolutivos en la rama larga de las medusas peine. Lo cual hace parecer que el filo de Ctenophora evolucionó antes que las esponjas.

Ambos filos (Porifera y Ctenophora) tienen ramas largas, pero si los comparamos usando modelos similares de reemplazo de aminoácidos, las medusas parecen ser más viejas debido a su rápida evolución.

Sin embargo, en realidad las secuencias de genes de las medusas peine se han producido en un espacio de tiempo mucho más estrecho. Esto las hace parecer más relacionadas con las esponjas de lo que realmente están.

Los modelos futuros deben tener en cuenta este sesgo, conocido como la “atracción de rama larga”, dice el equipo. De lo contrario, discrepancias similares seguirán apareciendo una y otra vez. Aun así, el debate está lejos de terminar, por lo que es de esperarse más estudios de este tipo.

Deja un comentario