Gigantesco estudio sugiere que nuestros cuerpos envejecen principalmente en 3 momentos clave de nuestra vida

Publicado el
Gigantesco estudio sugiere que nuestros cuerpos envejecen principalmente en 3 momentos clave de nuestra vida

Los humanos parecemos envejecer en 3 "oleadas" / Pixabay

Contrario a lo que pensamos, no envejecemos de manera continua. Según investigadores estadounidenses, el cuerpo parece cambiar tres veces durante nuestra vida considerando las edades de 34 años, 60 años y 78 años como umbrales clave. Los resultados se publicaron en Nature Medicine.

Los hallazgos nos ayudarían a comprender mejor cómo nuestros cuerpos comienzan a envejecer con el pasar de los años, así como a abordar mejor las enfermedades específicas relacionadas con la edad, incluida la enfermedad de Alzheimer o enfermedades cardiovasculares.

Proteínas en la sangre

El mismo estudio también ha presentado una nueva forma de predecir de manera confiable la edad de las personas utilizando los niveles de proteína (el proteoma) en su sangre. Al extraer el proteoma plasmático envejecido, identificaron cambios ondulantes durante la vida humana. Dichos cambios fueron el resultado de grupos de proteínas que se movían en patrones distintos y que culminaron con la aparición de tres oleadas de envejecimiento.

El equipo de la Universidad de Stanford estudió datos del plasma sanguíneo de 4.263 personas de entre 18 y 95 años. Analizó los niveles de alrededor de 3.000 proteínas diferentes que se mueven a través de estos sistemas biológicos y actúan como una instantánea sobre lo que está sucediendo en el cuerpo. De ellas, conforme al hallazgo, 1.379 varían con la edad.

Aunque estos niveles de proteínas a menudo se mantienen relativamente constantes, se descubrieron grandes cambios producidos en tres momentos claros: alrededor de la edad adulta joven (34 años), la mediana edad tardía (60 años) y la vejez (78 años).

No se tiene claro por qué y cómo está sucediendo esto. Sin embargo, si las proteínas se remontan a sus fuentes, podría permitirle a un médico advertir a su paciente que uno de sus órganos está envejeciendo más rápido. Asimismo enfatiza el vínculo entre el envejecimiento y la sangre, algo detectado en estudios anteriores.

Hallazgos

Los científicos pudieron configurar un sistema mediante el cual la mezcla de 373 proteínas seleccionadas en la sangre sería capaz de usarse para predecir con precisión la edad de una persona. Curiosamente, cuando el sistema fallaba al predecir una edad demasiado joven, el sujeto generalmente era muy saludable para su edad.

Otro hallazgo del estudio brinda más evidencia sobre una antigua sospecha: hombres y mujeres envejecen de manera diferente. De las 1379 proteínas que se encontraron, 895 (casi dos tercios) fueron significativamente más predictivas para un sexo en comparación con el otro.

Estos son hallazgos iniciales y se necesitará mucho más trabajo para descubrir cómo todas estas proteínas son marcadores del envejecimiento y si realmente contribuyen o no. Pero plantea la posibilidad de un análisis de sangre que mida qué tan bien se está envejeciendo.

Finalmente, cuanto más sepamos sobre el envejecimiento, más podremos hacer para contrarrestarlo. De igual forma, nos servirá para adquirir hábitos que nos den una mejor calidad de vida, identificar tratamientos y evitar algunas de las peores aflicciones relacionadas con la edad.

Deja un comentario