Los rayos habrían generado la chispa que inició la vida en la Tierra

Publicado el
Los rayos habrían generado la chispa que inició la vida en la Tierra

Tormenta eléctrica / Pixabay

¿Qué pudo haber originado el chispazo que inició la vida en la Tierra? Una investigación publicada en Nature Communications sugiere a los rayos como los que pudieron haber dado inicio a todo. Este proceso habría ocurrido durante mil millones de años.

El estudio, a cargo de Benjamin Hess de la Universidad de Yale, se centra en la forma en que los relámpagos crean lentes especiales llamados fulguritas cuando golpean el suelo. Las fulguritas contienen fósforo, uno de los ingredientes básicos para la formación de la vida; el cual a menudo está encerrado dentro de rocas insolubles.

La Tierra primitiva bien pudo experimentar suficientes rayos durante un periodo lo suficientemente largo como para liberar la cantidad necesaria de fósforo reactivo. Este proceso generador de vida, de hecho, podría estar sucediendo en otros planetas, piensan ahora los investigadores.

Esencial fosforo

Dado que el fósforo reactivo se encuentra en el mineral soluble schreibersita, se cree que los meteoritos, ricos en este mineral, serían los responsables de entregarlo a nuestro planeta en un estado utilizable. Sin embargo, no se piensa que el momento cuando la vida empezó a brotar haya recibido muchos impactos de meteoritos.

Por ello los científicos planetarios siguieron otra pista: los rayos. Usando una variedad de técnicas de imágenes espectroscópicas, revelaron que la schreibersita también era capaz de hallarse dentro de los vidrios de fulgurita cuando un rayo golpea tipos particulares de suelo rico en arcilla.

A través de modelos de computadora, estimaron una producción de 1 a 5 mil millones de relámpagos cada año en la Tierra primitiva. En la actualidad, la cifra se ha reducido y solo tenemos 560 millones de destellos anuales.

Si expandimos eso a lo largo de mil millones de años más o menos, la cifra llegaría hasta el quintillón de impactos. La cantidad sustancial de fósforo pudo ayudar a la formación de ADN, ARN y las otras biomoléculas que forman la vida tal como la conocemos.

De hecho, el fósforo proporcionado por los rayos pudo haber comenzado a exceder al fósforo de los meteoritos hace unos 3.500 millones de años. Se cree que aproximadamente en este momento comenzaron a surgir las primeras formas de vida básicas.

Precisión

Aunque el fósforo es importante, también lo son otros elementos. El coctel de sustancias químicas debió ser muy preciso en la Tierra primitiva, para que los componentes básicos de la vida puedan crearse.

Además, a diferencia de los meteoritos, los rayos se habrían concentrado en la tierra de las regiones tropicales. Lo cual pudo crear áreas de fósforo más abundante precisamente donde era más probable la concentración de los otros ingredientes para el cóctel de la vida. Lugares fuentes de agua en la tierra, como estanques.

Podemos buscar igualmente aquella señal química en otros planetas. Si el fósforo desencadenó una reacción que llevó a la vida aquí en la Tierra, entonces la misma secuencia estaría sucediendo probablemente en otros lugares.

Deja un comentario